miércoles, 10 de julio de 2013

Pérdidas de orina en el postparto

A través de Yoga para mamá he podido ver el vídeo de "Reebok Crossfit games" en el que se normalizan las pérdidas de orina en las deportistas a las que vemos limpiando el pis que se les ha escapado tras hacer un esfuerzo importante.


Aunque puede entenderse que Reebok normaliza la incontinencia urinaria de las deportistas en un intento de mantener a las atletas despreocupadas y entrenando, también nos hace un favor a todas las mujeres poniendo sobre la mesa esta patología "tabú" que en España afecta entorno al 15-20% de las mujeres.

El vídeo me ha recordado a todas esas personas (casi todas mujeres) que me recomiendan apuntarme a un gimnasio o hacer abdominales para fortalecer la tripa, obviando que la zona que más ha sufrido durante la gestación y el parto es el periné y que le hacemos un flaco favor practicando aerobic o haciendo abdominales tradicionales, al menos sin control. Quizá ellas viven estos escapes con resignación ¡o incluso con humor, como en el vídeo!

Pero digan lo que digan nuestras madres (hija, los partos se notan), nuestras abuelas (los años, cielo, los años) o lo que callan nuestras amigas (curiosamente ahí el tema ni se toca), las pérdidas de orina no son normales ni durante el ejercicio, ni tras cumplir los 65 años, ni tras haber tenido hijos. 

Soy muy sensible con este tema porque lo he vivido, aunque afortunadamente sólo durante unos días. Cuando llegué a casa tras dar a luz a mi hija y estando inmersa en el revuelo hormonal del postparto fui a lavar a mi hija y al doblarme se me escapó todo el pis que tenía en la vejigaDurante las primeras semanas mi vida estuvo bastante limitada por este aspecto hasta el punto de no poder coger a mi hija y agacharme a recoger algo del suelo sin que notara el chorro de orina escapándose, me hacía pis al estornudar o al reír, por las noches me levantaba varias veces al baño,... Tuve la "suerte" de estar manchando durante 6 semanas, lo que me obligaba a llevar permanentemente una compresa postparto que me hacía el favor de recoger estos escapes, ¡no sé cómo me hubiera sentido en caso de tener que comprar compresas para pérdidas a lo Concha Velasco! Muchas veces me planteaba que cada pérdida de orina me hacía rozar la depresión postparto, era sorprendente lo que me afectaba el tema.

Tuve la suerte de encontrar a María Dolores Teruel y apuntarme a uno de sus talleres de cuidados del suelo pélvico y gimnasia abdominal hipopresiva en el que varias mamás aprendimos a trabajar el periné con ejercicios más completos que los archiconocidos Kegel (dentro de los que destacan los hipopresivos) y poco a poco fui ganando tono muscularLo ideal sería encontrar unos minutos cada día para practicar y aunque no he sido muy constante (excepto durante las semanas que duró el taller) he notado muchísimos avances, además de fortalecer la barriga fofilla postparto sin lesiones. 
      
Aunque la incontinencia urinaria afecta a muchísimas mujeres son pocas las que recurren a un experto, ¿sabías que no es algo con lo que debamos vivir? La incontinencia siempre tiene arreglo y sólo en pocos casos es necesario recurrir a cirugía.
 

8 comentarios:

  1. Yo hablé de ello en mi blog, tenía escapes cuando saltaba en la cama elástica con mi hijo! Creo que la cosa ha ido mejorando bastante, aunque no tengo el tono que tenía antes del parto. Yo también aprendí hipopresios, pero soy muy poco constante (los kegel sí que los hago con bastente frecuencia).
    Definitivamente, hay que cuidarse para que el tema no empeore!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho tu post! Creo que esto pasa mucho más de lo que nos imaginamos y parece que está mal decirlo! Yo tengo que ponerme en serio al tema porque ya ha pasado un año y todavía a veces tengo escapes jeje. A veces nos preocupamos por la pérdida de peso y volver a estar perfectas (que tampoco es mi caso) y no nos damos cuenta de lo importante que es esto!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  3. Pues es curioso porque la verdad es que ninguna de las amigas con hijos que conozco me han comentado este tema. Se ve que es un tabú... Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el post! Desgraciadamente es un tema del que poco se habla y cuando se hace las soluciones que se proponen son paliativas (hay un gran mercado de absorbentes y compresas) y no van al origen del problema.
    Es muy importante que las mujeres nos concienciemos de que NO ES NORMAL tener pérdidas de orina, ni en nuestra práctica deportiva, ni tras el parto, ni sólo unas gotitas con un estornudo... y sobre todo que sepamos que más allá del uso de absorbentes hay herramientas muy eficaces para mantener una buena salud pélvica.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por este post, porque como futura mamá primeriza ya estaré preparada si me sucede esto tras el parto. ¡Así no me alarmaré innecesariamente!

    ResponderEliminar
  6. Ufff... pues yo que de base tengo un tono muscular bastante bajo, no me quiero imaginar el postparto :( Acudiré a vosotras.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Yo, gracias a dios, no he notado ese problema en el postparto inmediato (eso si, me he llevado todo el pack, puntos molestos, infección de orina, mastitis...) pero es algo que realmente me preocupa a largo plazo.
    Nos contó la matrona que muchas veces no se nota hasta la menopausia cuando baja el nivel de estrógenos y los músculos se empiezan a distender, pero que es un problema que afecta a gran parte de la población y que mejor solución pasa por fortalecer la zona.
    Yo estoy con los ejercicios de Kegel, los hice durante varios meses en el embarazo y los he retomado (cuando me acuerdo) esta semana cuando la matrona me ha dado visto bueno por los puntos. No había oido hablar de la gimnasia hipopresiva. Podías contarnos algo más!? Seguro que nos viene muy bien a todas!!
    un besote!

    ResponderEliminar
  8. Has hecho un gran favor a muchas mamis comentando este tema porque es más frecuente de lo que creemos, incluso en personas con buen tono muscular. Es cierto que nos preocupa mucho recuperar 'la tripa' cuando damos a luz pero no solemos diferenciar entre el 'músculo grande' (recto abdominal) cuya función es flexiionar el tronco y el conjunto de músculos que componen la 'faja abdominal' que tiene la función de sujetar el tronco.

    Yo os recomiendo el método Pilates porque trabaja la tonificación hipopresiva de esta musculatura partiendo siempre del suelo pélvico y ayudando a que todo l cuerpo trabaje y se tonifique de una manera muy eficaz y funcional.

    besines

    ResponderEliminar